Otros números »
Nro 1 / Nro 2 / Nro 3 / Nro 4 / Nro 5 / Nro 6 / Nro 7 / Nro 8 / Nro 9 / Nro 10 / Nro 11 / Nro 12 / Nro 13 / Nro 14 / Nro 15 / Nro 16 / Nro 17 / Nro 18 / Nro 19 / Nro 20 / Nro 21 / Nro 22 / Nro 23 / Nro 24 / Nro 25 / Nro 26 / Nro 27 / Nro 28 / Nro 29 / Nro 30 / Nro 31 / Nro 32 / Nro 33 / Nro 34 / Nro 35 / Nro 36 / Nro 37 / Nro 38 / Nro 39 / Nro 40 / Nro 41 / Nro 42 / Nro 43 / Nro 44 / Nro 45 / Nro 46 / Nro 47 / Nro 48 / Nro 49 / Nro 50 / Nro 51 / Nro 52 / Nro 53 / Nro 54 / Nro 55 / Nro 56 / Nro 57 / Nro 58 / Nro 59 / Nro 60 / Nro 61 / Nro 62 / Nro 63 / Nro 64 / Nro 65 / Nro 66 / Nro 67 / Nro 68 / Nro 69


     Índice
»

Novedades Augusto Pulenta
London Wine Fair


» Vino y Curiosidades
Rosado, el color de los primeros vinos.

» Vino y Vida
El vino y los refranes.
3da parte.
» Vino y Terminología
El corcho.

» Vino y Arte
Jorge Luis Borges, poemas.


ir arriba


LONDON WINE FAIR



Del 18 al 20 de Mayo se realizó en la ciudad de Londres una de las ferias de negocios más importantes de la industria vitivinícola: THE 2004 LONDON INTERNATIONAL WINE & SPIRITS FAIR.
Nuestra bodega estuvo presente con la línea VALBONA: Cabernet Sauvignon, Malbec, Syrah, Bonarda, Chardonnay y Torrontes Sanjuanino. Los mismos fueron exhibidos y degustados en el stand de Vinos Divinos, importador y distribuidor de VALBONA para Inglaterra, especializado en vinos Premium.

El mercado inglés es el mayor importador mundial de vinos en términos de valor. En el año 2003 importó vinos finos por 3571 millones de dólares, y la Argentina participó en un 1,1% de este total, ocupando el 11º lugar después de: Francia (33.2%), Australia (18.5%), Italia (8.6%), EE.UU. (7.9%), España (7.6%), Sudáfrica (6.5%), Chile (4.6%), Alemania (4,0%), Nueva Zelanda (2.4%) y Portugal (2.2%).

Bodega Augusto Pulenta destina cerca del 30% de su producción al mercado externo, principalmente a Inglaterra, Alemania, Holanda, España y Brasil, y procura continuar con el desarrollo de nuevos mercados de exportación.



ir arriba


Rosado, el color de los primeros vinos



El vino rosado es el vino bíblico, aunque esta afirmación nos sorprenda un poco.

Es el primer tipo de vino que aprendió a hacer el hombre cuando exprimió un racimo entre sus manos. Era seguramente el vino de los fenicios y de los egipcios, como se puede deducir observando las escenas de vendimia que adornaban los bajorrelieves de algunos monumentos erigidos en aquellas lejanas épocas.

Las pinturas de la tumba del sacerdote egipcio Menotheph representan en un mismo fresco la vendimia, la pisa de la uva, el prensado y el "embodegamiento" del vino.

Aparecen unos hombres que recolectan los racimos, al lado otros que pisan las uvas agarrándose a una cuerda que pende sobre ellos para no resbalar. Mas abajo, el prensador, hecho con una gran bolsa de yute que es retorcido por cuatro esclavos. Por ultimo, otros dos hombres llenan tinajas con el jugo recogido y no falta siquiera, en esta escena bucólica, el escriba que anota la cantidad de zumo recolectado.

Analizando esta escena con ojos enológicos, es técnicamente imposible obtener, con estas manipulaciones, otra cosa que no sea vino rosado, al no hacerse la suficiente maceración de los hollejos que requiere el vino tinto.

Para el profano es preciso aclarar de inmediato y formalmente, que el vino rosado no es el resultado de una mezcla de vino tinto con vino blanco, sino que es el resultado de una técnica particular que consiste, por diversos artificios, en no dejar exudar del hollejo de la uva sino una muy pequeña parte de la materia colorante en el racimo tinto.

Hasta el siglo XVIII, el 90% de los viñedos tintos sólo producían vinos rosados o claretes, consecuencia directa del desconocimiento de los viticultores acerca de los procesos de la fermentación y, asimismo, de los instrumentos rudimentarios con los que se esforzaban por extraer el jugo de la uva.


ir arriba


El vino y sus refranes
Parte 3: Vino y salud

“Beberás y vivirás”
“Quien vino bebe, despacio envejece”
“El buen vino resucita al peregrino”
“A mala cama, colchón de vino”
“El vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre”
“Pan candeal y vino tintillo ponen al hombre gordillo”
“Mala es la llaga que con vino no sana”
“Bebe leche y bebe vino y de viejo estarás como un niño”

La ciencia moderna ha reconocido las beneficiosas propiedades dietéticas y terapeúticas del vino que, por otro lado ya eran conocidas por nuestros antepasados. Muchos estudios científicos, realizados en los últimos años, muestran que beber moderadamente es beneficioso para la salud, en especial para la prevención de la enfermedad coronaria, atribuyendo esta propiedad, y otras, a su alto contenido en compuestos polifenólicos naturales antioxidantes. Estos trabajos y estudios suelen presentar sucesivas revisiones de la información acumulada en relación a los componentes del vino, su capacidad antioxidante y su efecto sobre distintos parámetros bioquímicos y fisiológicos en estudios de intervención en los seres humanos.


ir arriba


El corcho.

El corcho proviene de la corteza del alcornoque, (quercus suber), especie muy extendida en zonas cálidas de España y Portugal cuya corteza impermeable se extrae cada 8 años aproximadamente. El auténtico corcho (no los tapones de plástico ni las vulgares imitaciones, destinados a los vinos comunes) tiene que poseer dos cualidades fundamentales: flexibilidad e impermeabilidad.



Dos rasgos que le permiten adaptarse a la perfección al cuello de la botella y al mismo tiempo la obtura por completo. Ni una sola de las cualidades organolépticas del vino debe escaparse de la botella antes de ser abierto.

El corcho goza de una gran longevidad, aguanta todos los años que se le echen encima, y tampoco sufre ante los cambios de temperatura, pero no es infalible. Tres agentes externos pueden estropearlo: un exceso de sequedad en el ambiente, cuando la botella permanece en pie en vez de en posición horizontal y cuando es atacado por ciertas bacterias.

La manera de luchar contra las dos primeras es obvia: se coloca el vino en un ambiente más húmedo y se sitúa la botella en posición horizontal. Para paliar el ataque de las bacterias e insectos nocivos los corchos es esterilizan, aunque en ocasiones esta medida no impide que se desarrollen mohos que afecten al vino. De aquí proviene el término bouchonée (con sabor a corcho).

La calidad y el tamaño de los tapones de corcho ayuda al bodeguero a descifrar las posibilidades de vida de un vino. En grandes vinos tintos de crianza se pueden utilizar tapones de algo más de 50 mm de largo (como regla general, en los considerados vinos de calidad suele tener unos 45 mm). Según baja la calidad del vino, baja el tamaño del tapón de corcho. Como nota curiosa, los especialistas miden en líneas, (cada línea equivale a 2.25 mm). Y, por supuesto, el diámetro del tapón nunca puede superar el grosor de la corteza.

Tipos de corcho
Lógicamente, no todos los corchos son iguales, y se pueden establecer unos cinco tipos de corcho, aunque como ley estándar, el diámetro suele ser de 24 mm y se comprimen hasta los 18.5 mm antes de colocarse.

Corchos Largos
Son aquellos destinados por las grandes bodegas para proteger vinos que vayan a envejecer durante decenas de años (a los grandes reservas se les renueva el corcho cada 25 años).

Corchos cortos
Se emplean para vinos de una vida menos larga.

De conglomerado
Se realizan con pedazos de alcornoque amalgamados, para vinos normales y parte de los espumantes.

Vinos espumantes
Poseen una parte larga de corcho conglomerado bajo la que se encolan dos capas de corcho no conglomerado (la única que entra en contacto con el líquido). Su forma de seta se debe a que sólo se comprime la base.

El origen del corcho
Las primitivas ánforas de vino no se sellaban con tapones de corcho. Los griegos extendían sobre el vino una capa de aceite de oliva que lo preservaba de la oxidación. Hoy en día todavía se pueden ver en algunas tabernas italianas garrafas de vino protegidas con aceite enológico.

Aunque se asegura que en la época de Horacio ya se empleaban los corchos para cerrar las vasijas de vino, como bien dice el poeta en su tercera Oda: “Corticem ad strictum pice demovit amphorae” (quita el corcho, sellado con brea, del ánfora). El corcho moderno fue inventado por el célebre monje de la Abadía de Hartvillers (en la región francesa de Champaña) Dom Perignon, a quien un día del siglo XVIII se le ocurrió tapar las espumeantes botellas con corcho, harto de que cada dos por tres explotaran y se saliera el burbujeante contenido.



Literatura
Jorge Luis Borges, poemas.
En 1964 Jorge Luis Borges publicó un libro de poemas titulado “El otro, el mismo”, en el que podemos hallar dos poemas dedicados al vino: “Al vino” y “Soneto del vino”.

“[...] vino que como un Éufrates patriarcal y profundo
vas fluyendo a lo largo de la historia del mundo. [...]”
extraido de “Al vino”.

“[...] En la noche del júbilo o en la jornada adversa
exalta la alegría o mitiga el espanto
y el ditirambo nuevo que este día le canto
otrora lo cantaron el árabe y el persa.
Vino, enséñame el arte de ver mi propia historia
como si ésta ya fuera ceniza en la memoria.”
extraido de “Soneto del vino”

En el prólogo de este libro JLB escribió “De los muchos libros de versos que mi resignación, mi descuido y a veces mi pasión fueron borroneando, El otro, el mismo, es el que prefiero”.
A través de sus páginas podemos encontrarnos con los hábitos del escritor: Buenos Aires, el culto a los mayores, la germanística, la contradicción del tiempo que pasa y de la identidad que perdura.

Jorge Luis Borges, nació el 24 de agosto de 1899 en Buenos Aires. Fue escritor, poeta y ensayista. Sería imposible poder resumir su obra como escritor, sólo podríamos nombrar algunas como: Ficciones (1944), El Aleph (1949), El Hacedor (1960), la recopilación Fervor de Buenos Aires (1923). Trabajó muchos años como profesor de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires. Murió en Ginebra el 14 de junio de 1986.




[ arriba ]
La Región | Nuestros Viñedos | Historia Centenaria | Nuestra Familia | La Bodega | Nuestros Vinos | Dónde comprarlos?
La Voz de la Antigua Cava | Suscribirse 
Prensa | Contáctenos | Facebook
 

Beber con moderación.
©2017 Bodega Augusto Pulenta. ®Todos los derechos reservados.

Desarrollo Web: Invasor Diagonal // Machi Mendieta