Otros números »
Nro 1 / Nro 2 / Nro 3 / Nro 4 / Nro 5 / Nro 6 / Nro 7 / Nro 8 / Nro 9 / Nro 10 / Nro 11 / Nro 12 / Nro 13 / Nro 14 / Nro 15 / Nro 16 / Nro 17 / Nro 18 / Nro 19 / Nro 20 / Nro 21 / Nro 22 / Nro 23 / Nro 24 / Nro 25 / Nro 26 / Nro 27 / Nro 28 / Nro 29 / Nro 30 / Nro 31 / Nro 32 / Nro 33 / Nro 34 / Nro 35 / Nro 36 / Nro 37 / Nro 38 / Nro 39 / Nro 40 / Nro 41 / Nro 42 / Nro 43 / Nro 44 / Nro 45 / Nro 46 / Nro 47 / Nro 48 / Nro 49 / Nro 50 / Nro 51 / Nro 52 / Nro 53 / Nro 54 / Nro 55 / Nro 56 / Nro 57 / Nro 58 / Nro 59 / Nro 60 / Nro 61 / Nro 62 / Nro 63 / Nro 64 / Nro 65 / Nro 66 / Nro 67 / Nro 68 / Nro 69


» Novedades Augusto Pulenta «
Degustación de la UAC de Cabernet Sauvignon de Alta Gama


» Vinos y Curiosidades «
Alimentos difíciles de combinar con el vino


» Vinos y Actualidad «
12ª Evaluación de Vinos Sanjuaninos "EVISAN 2008"


» El Vino en la Historia «
La ocupación nazi y la resistencia de los bodegueros franceses

» Lecturas «
"El cine del vino" de Bernardo Sánchez Salas




Portelli / Brasco


Degustación de la UAC de Cabernet Sauvignon de Alta Gama

Comenzando el ciclo de vinos argentinos de Alta Gama, el instituto convocó a ocho bodegas para realizar la cata anual de Cabernet de Alta Gama conjuntamente con la Unión Argentina de Catadores, esta vez en Winery (Alem), el pasado martes 22 de abril de 2008. Como de costumbre, la cata fue realizada a ciegas.

Las bodegas enviaron los vinos sugeridos por el instituto, a saber:
Luigi Bosca: Gala II 05; Cavas de Santos: Gran Reserva 03; Zuccardi: Q 05; Nieto Senetiner: Cadus 03; Norton: Reserva 04; Bianchi: Particular 04; Augusto Pulenta: Augusto P. 03; Catena: Angélica Zapata Alta 03.


La puntuación de la UAC (J. L. Belluscio, Santos Beck, Gerardo Tappa, Andrés E. y Claudio A. Onetto) fue la siguiente:

Gala II

90 puntos +

Cavas de Santos Gran Reserva

88 puntos

Zuccardi Q

86 puntos +

Cadus

85.5 puntos

Norton Reserva

85 puntos

Augusto P.

80 puntos

Bianchi Particular

78 puntos

Angelica Zapata Alta

No se pudo calificar.


» Ver todas la puntuaciones y resultados de la cata.
» Fuente: INAVISUD www.inasuvid.com.ar





Alimentos dificiles de combinar con vino

Mas allá de las diferentes posiciones y opiniones sobre el tema del maridaje (la combinación entre vino y comida), es evidente que existen algunas combinaciones que pueden resultar aconsejables y otra que son decididamente nefastas. En esos casos el vino y la comida no se complementan sino que se pelean. A continuación algunos datos básicos para no asesinar un vino, sobretodo si se ha invertido una suma considerable por la botella:

Ácidos

Cualquier alimento con un grado de acidez muy elevado desvirtuará hasta cierto punto cualquier vino de calidad que quiera catarse a continuación (aunque pueda hacerle un gran favor a un vino que sea ligeramente ácido). Existe un viejo refrán entre los profesionales del mundo del vino que dice que algo así como “cómprelo con una manzana y véndalo con algo de queso”, refrán que no hace sino ilustrar el talante tan fortalecedor que tiene por sí misma la naturaleza del queso (suaviza el paladar y lo prepara para recibir un sorbo de vino) y los efectos tan poco halagüeños que ejerce la acidez de las manzanas en el vino que se cata a continuación. Algunos ácidos son más amables con el vino que otros. Un chorrito de limón no va a hacerle un daño irreparable a ningún vino, aunque el vinagre especialmente acerbo no va a ser plato de gusto ni para el vino ni para el paladar de nadie.

Alcauciles y espárragos
El gusto particular que tienen los alcauciles confiere al vino un sabor metálico. El responsable es un extraño compuesto denominado cinarina, que convierte cualquier vino de calidad que ose regar esta verdura en un verdadero desperdicio de potencial y dinero. El alcaucil parece tener tantísimo líquido dentro que seguro que no ve la necesidad de echarle más lubricante.
En el caso del espárrago tal vez un Sauvignon Blanc pueda darle pelea.

Menta
Igual que los caramelos de menta no son el picoteo más adecuado a la hora de organizar una cata, los postres o ensaladas con fuertes notas mentoladas o, de modo especial, la clásica salsa de menta que suele acompañar al cordero (donde se combinan menta y vinagre), dejan muchísimo que desear como acompañantes de un vino de calidad.

Especias
Los platos sutilmente condimentados pueden complementar a las mil maravillas a un vino de una relativa corpulencia e incluso un vino amable o abocado. Sin embargo, existen platos, como el vindallo o algunos de esos chiles de los que hacen saltar las lágrimas, que se llevan bastante mal con el vino. La comida picante deja la boca al rojo vivo, incapaz de valorar los distintos parámetros que componen el vino. Y es verdad que esto no impide poder apreciar el vino en nariz, pero lo más probable es que incluso sus fosas nasales estén afectadas por el efecto térmico de las especias.

Yema de Huevo
Una yema blanda parece revestir e insensibilizar la boca, dejándole las papilas gustativas en un estado de total atontamiento e indefensión. Puede hacerle falta un poco de pan entre bocado y bocado para que le limpie el paladar.

Por último, hay tener cuidado con la pasta dentrífica, por lejos el más grande enemigo de vinos y comidas; y nunca está demás recordar la temperatura de servicio de cada variedad.

» Fuente: www.copasytridentes.blogspot.com




12ª Evaluación de Vinos Sanjuaninos "EVISAN 2008"

Esta nueva edición se llevará a cabo desde el 30 de julio al 1 de agosto en el Centro Cultural Estación San Martín. El sábado 2 se realizará un almuerzo y una degustación dirigida de las muestras más representativas. En la evaluación participarán vinos sanjuaninos, mendocinos y chilenos. El evento está organizado por la Universidad Católica de Cuyo.
Las actividades que se llevarán a cabo en esta edición serán las siguientes:

Showroom de proveedores, auspiciantes y presentación de los vinos:
Un espacio concebido para promover el contato entre los actores del sector y de estoa con la comunidad. Se realizarán presentaciones de productos, conferencias, degustaciones y habrá stands de bodegas.

Remate Vinos de Alta Gama:
Las más importantes bodegas sanjuaninas fueron invitadas a participar de este remate a beneficio de Cáritas. Las bodegas invitadas son: Augusto Pulenta, Bórbore, Callia, Casa Montes, Don Doménico, Fabril, Alto Verde, Finca Las Moras, La Guarda, Putruele, Santiago graffigna, Viñas de Segisa y Xumek entre otras.

Fam Tour:
Se realizarán dos giras de familiarización: una para periodistas nacionales y otra para proveedores y auspiciantes por las bodegas y terroirs de la región.

Workshop:
El Panel Binacional de Aromas realizará un taller en torno al análisis sensorial de vinos. Dirigido a especialistas, enólogos y público interesado. Por primera vez el público en general entregará su opinión sobre los vinos 2008. Cada día, el Centro de Aromas realizará pruebas hedónicas o de preferencia entre los asistentes.

Presentación de resultados de la evaluación dirigida:
EVISAN no es un concurso; aquí no se va a premiar un vino determinado o bodega determinada; se premia la calidad de los vinos de San Juan, independientemente de la bodega que sea. Es San Juan el que muestra sus vinos. Por lo tanto se realizará una degustación dirigida. Durante la misma, primero se lee el Informe Final de la Calidad de la Cosecha y luego se procede a servir cada uno de los vinos seleccionados a los presentes, haciendo un comentario sobre los mismos por parte del comité, explicando el porqué de la calificación, leyéndose luego la ficha técnica de cada uno de ellos.

» Fuente: EVISAN / Universidad Católica de Cuyo
» Ficha itinerario de actividades (PDF)
» Ficha inscripción de muestras, hasta el 7 de Julio (PDF)






La ocupación nazi y la resistencia de los bodegueros franceses

No contentos con ser responsables del exterminio más cruel de la historia y de dedicarse al saqueo de obras de arte, la oficialidad alemana decidió, una vez ocupada Francia, ir en pos de uno de los emblemas que con más orgullo exhibían: sus vinos. Lejos de quedarse con los brazos cruzados, miembros de las familias de vinicultores más prominentes de las cinco regiones vitícolas francesas, organizaron su propia resistencia. Amparados bajo el lema "esconder, mentir, burlar", los bodegueros inventaron toda clase de estratagemas para proteger su producción.

Los líderes nazis tenían una estrecha relación con el vino. El ministro de Relaciones Exteriores, Joachim Von Ribbentrop y el vice canciller Franz Von Papen, habían llegado a cargos de envergadura dentro del nazismo provenientes del comercio de vino, al igual que varios militares de alto rango. Goebbles y Göering se enorgullecían de sus conocimientos en la materia y de las colecciones que tenían en sus bodegas. Convencidos de que Alemania debía obtener lo mejor de la producción vinícola francesa, no sólo por la importancia a nivel económico sino como símbolo de prestigio, sofisticación y poder, crearon un cuerpo de agentes para la importación de vinos de Francia compuesto por hombres provenientes del negocio del vino con las relaciones necesarias como para emprender con éxito la tarea, llamados por los franceses Weinführers.

Las formas que encontraron de luchar contra este saqueo fueron varias:
Saquear los vagones con mercaderías destinadas a Alemania vaciando los toneles una vez cargados en el tren que los llevaría a Alemania.
El uso de la doble pared en las bodegas, detrás de la cual reposaban las cosechas más exquisitamente apetecibles.
La tarea que ejercía una famosa casa dedicada a la compra, venta y limpieza de las más exquisitas alfombras, colaborando con el llenado de bolsas con la tierra que sacaba de los artículos que le encargaban acondicionar para luego entregarlas en los más lujosos restaurantes, donde sus propietarios esparcían el polvo recibido sobre botellas de vino nuevo de baja calidad que ofrecían a los oficiales del Reich como añejas y estupendas cosechas.

Pero en la embestida nazi la peor parte parece haberla llevado la región de Champagne. Desesperados por las burbujas, los pedidos que Berlín hacía eran casi imposibles de satisfacer, y las cantidades requeridas estaban fuera de casi todo cálculo razonable. Los productores entonces decidieron unirse formando el Comité Interprofesional del Vino de Champagne (CIVC que todavía hoy representa a esa industria) con un único vocero, Robert de Vögué, que negociaría por todos. Según sus colaboradores, Vögué nunca dudó de que los aliados vencerían por eso pensaba que lo que había que hacer era mantener las cosas en un nivel aceptable y conseguir que todos tuvieran algo con qué recomenzar cuando la guerra terminase.
Por supuesto ellos también escondieron, envasaron lo peor de sus cosechas en las botellas etiquetadas con el rótulo "Reservado para la Wehrmacht" e hicieron lo imposible por preservar sus empresas, pero quizás lo más sobresaliente fue su colaboración con la Resistencia. Las bodegas eran usadas como escondite y depósito de armas y los miembros de la Resistencia descubrieron siguiendo el movimiento de los despachos que detrás de los embarques de champagne se escondía información que no tardaron en descifrar.

Se dieron cuenta de que cada vez que se enviaba una remesa de importancia a un lugar, a continuación allí acaecía una ofensiva militar nazi de envergadura. Por ejemplo, cuando requirieron una partida de decenas de miles de botellas con destino a Rumania, lugar donde oficialmente sólo había una pequeña misión alemana, a los pocos días la región fue invadida por el ejército de Hitler, y en seguida el champagne se distribuyó entre las tropas como una manera de decirles "el führer piensa en sus soldados en primer lugar". Los hombres de la Resistencia requirieron entonces la colaboración de los productores para conocer con detalle rumbo y cantidad de las cargas.
Así, cuando en 1941 recibieron la orden de acondicionar especialmente un pedido para ser enviado a un destino muy caluroso, entendieron que el país no podía ser otro que Egipto y la conclusión fue sencillamente que Rommel daría inicio a la campaña en Africa del Norte. Como era de esperar la información fue inmediatamente transmitida al servicio secreto británico.

» Fuente: Gabriela Gasparini para www.lacapital.com.ar
» Fuente: "La Guerra del Vino" Don y Petie Kladstrup.





"El cine del vino" de Bernardo Sánchez Salas


El libro 'El cine del vino' retrata la presencia del vino en las películas como "símbolo de las sagas, la sangre y la tierra que une y desune familias, con una clara reminiscencia bíblica", explicó su autor, Bernardo Sánchez Salas.
Salas es dramaturgo y profesor de la Universidad de La Rioja.

La obra recorre los viñedos más famosos de España, Francia, Italia y California, que guardan entre sus cepas el recuerdo de horas de rodaje, guiones, ensayos. Un apasionante 'viaje' en el que destacan aquellas películas en las que el vino adquiere los más diversos sentidos: de la tierra a la bodega, pasando por la mesa; de la fiesta a la tragedia; de la familia a la memoria. En definitiva, todo un conjunto de sentidos poéticos, fabulescos, sensuales y míticos.

Según Sánchez Salas, "el cine y el vino son un producto de la oscuridad, que es un elemento que asegura que una película esté bien impresionada y que un vino reciba la quietud que necesita, pero además, los dos tienen cierta fragilidad, ya que son productos orgánicamente inestables que hay que cuidar con mimo".

A través de diversas películas, Sánchez Salas relaciona vino y cine como un producto que se comenzó a comercializar en el siglo XIX, como saga que une tierra y sangre, como misterio, como aventura y romance, señaló.

Además de recoger cintas españolas como 'Padre nuestro', 'Oro fino' o 'Tierra', el libro detalla otras estadounidenses como 'French kiss', 'Un paseo por las nubes', 'Sangre y vino' o las recientes 'Entre copas' y 'Un buen año'.

Salas agregó que no podía dejar fuera la teleserie de los años 80 'Falcon Crest', como "escaparate de los vinos californianos" o la saga familiar de 'El Padrino'.

El autor, que también es miembro de la Asociación Española de Historiadores del Cine, recibió el premio Max por su adaptación teatral de la película 'El verdugo', y también fue candidato a este galardón por las adaptaciones de 'El precio' de Arthur Miller y 'Visitando al señor Green' de Jeff Baron.

La publicación se ha alzado con el premio al 'Mejor libro sobre vino' de España. Un título que le permite optar al galardón de 'Mejor libro del mundo' en su categoría.

» Fuente. EFE






[ arriba ]
La Región | Nuestros Viñedos | Historia Centenaria | Nuestra Familia | La Bodega | Nuestros Vinos | Dónde comprarlos?
La Voz de la Antigua Cava | Suscribirse 
Prensa | Contáctenos | Facebook
 

Beber con moderación.
©2017 Bodega Augusto Pulenta. ®Todos los derechos reservados.

Desarrollo Web: Invasor Diagonal // Machi Mendieta